Como muy bien nos recuerdan nuestros aventureros cuando conversamos con ellos en su penúltimo ‘pit stop’ obligatorio en esta BMW Rider500 2020, la nueva BMW F 900 R nada tiene que ver con la anterior 800, ya que es totalmente nueva, con más potencia, más electrónica, es más atractiva y, además, ¡¡más asequible!! (el precio de la versión base es más bajo que el de la F 800 R).

Presentada en el último Salón de Milán de 2019, es una naked creada para que su propietario disfrute desde el primer momento y como asegura la publicidad de BMW “su diseño puro y contundente está ávido de enfrentarse a nuevos desafíos”.

El motor bicilíndrico twin de 105 CV, el chasis doble viga de aluminio, el basculante, la horquilla invertida, su equipamiento, el faro, la instrumentación y la estética son nuevos, por lo que el estreno es total. Además, cuenta con una ergonomía mejorada, es más cómoda, el depósito de combustible está en su posición convencional y es ligeramente más corta que la F 800 R.

Pero aún hay más, porque dispone de iluminación full led, una instrumentación con pantalla TFT a color con conectividad por Bluetooth, control de tracción ASC y dos modos de potencia: Road y Rain.

Y para los más exigentes, para los que no se conforman con cualquier cosa, BMW aún ofrece más posibilidades de mejorarla con los sistemas opcionales de asistencia de seguridad ABS Pro, DTC, DBC y MSR. El DBC ofrece mayor seguridad al frenar y el nuevo MSR evita que la rueda trasera se deslice o dé sacudidas al realizar acciones espontáneas en el acelerador o el cambio. El asistente de cambio Pro o la suspensión electrónica Dynamic ESA conjugan el dinamismo deportivo con el confort: para más placer de conducir. ¿Quieres más? Quickshifter, Dynamic Brake Control, control de freno motor y Emergency Call.

Opcionalmente, también podremos equiparla con faro adaptativo (que ilumina automáticamente el interior de la curva a partir de 7º de inclinación y 10 km/h) y arranque keyless –por llave remota.

Por cierto, también se ofrece una versión para el A2 con un motor de potencia reducida de 95/48 CV, no cabe duda de que todos los poseedores del A2 tienen en esta moto una excelente alternativa.

Como decíamos más arriba, BMW ha lanzado una naked que, a priori, es un “win-win”: más bonita, mejor equipada, más electrónica, más potente y con mejor precio. ¿¡Qué más se puede pedir!?   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *